Este perruno marcó algo muy fuerte en los sentimientos de la familia, Derek Justin era un perruno Pitbull American Terrier que a mi hija más chica y a mí nos regaló un vecino de Bosques, Florencio Varela.
Esta es una historia, o cuento salido de una historia real, mi perruno merece esto que escribí.
 Mi nombre completo es Diana Inés Tantardini, tengo 67 años y me encantaría que salga esta historia, por el amor y la fidelidad que este perruno nos brindó desde que llegó a casa.
Cuando Derek fue recuperado con solo 40 días, regresó a casa y fue el perro más fiel y compañero, esos ojitos marrones brillaban, a veces nos parecía que sonreía, alegraba la casa con su aúllo, con su gua guau, era como que nos quería contar algo, cosas, le encantaba escuchar música… no todas, elegía y se dormía o quedaba quieto escuchándola, mirando la tele y tantísimas cosas más. En estos 9 años que nos brindó todo, ¡por Dios, que maravilloso perruno!
Solamente las personas que tenemos mascotas podemos comprender lo que ellos dan por nosotros, como su compañía, lealtad, códigos, amor, seguridad y cuidado.
Ojalá podamos hacer que muchos lectores de todas las edades conozcan esta historia y tomen conciencia que un perruno no es un juguete, es un gran amigo. De ellos tenemos que aprender tantísimas cosas, su estilo de vida, por ejemplo, el gran amor que profesan.

 

AUTORA:

Diana Ines Tantardini

Historia de mi perro Pitbull American Terrier Derek Justin

R$27,78
Historia de mi perro Pitbull American Terrier Derek Justin R$27,78
Entregas para o CEP:

Meios de envio

  • Servicop Calle 50, 742, entre 9 y 10, La Plata - CP 1900, Buenos Aires - Atención de Lunes a viernes de 10 a 17hs.

    Grátis

Este perruno marcó algo muy fuerte en los sentimientos de la familia, Derek Justin era un perruno Pitbull American Terrier que a mi hija más chica y a mí nos regaló un vecino de Bosques, Florencio Varela.
Esta es una historia, o cuento salido de una historia real, mi perruno merece esto que escribí.
 Mi nombre completo es Diana Inés Tantardini, tengo 67 años y me encantaría que salga esta historia, por el amor y la fidelidad que este perruno nos brindó desde que llegó a casa.
Cuando Derek fue recuperado con solo 40 días, regresó a casa y fue el perro más fiel y compañero, esos ojitos marrones brillaban, a veces nos parecía que sonreía, alegraba la casa con su aúllo, con su gua guau, era como que nos quería contar algo, cosas, le encantaba escuchar música… no todas, elegía y se dormía o quedaba quieto escuchándola, mirando la tele y tantísimas cosas más. En estos 9 años que nos brindó todo, ¡por Dios, que maravilloso perruno!
Solamente las personas que tenemos mascotas podemos comprender lo que ellos dan por nosotros, como su compañía, lealtad, códigos, amor, seguridad y cuidado.
Ojalá podamos hacer que muchos lectores de todas las edades conozcan esta historia y tomen conciencia que un perruno no es un juguete, es un gran amigo. De ellos tenemos que aprender tantísimas cosas, su estilo de vida, por ejemplo, el gran amor que profesan.

 

AUTORA:

Diana Ines Tantardini