Hubo un tiempo en que mi sueño era ser escritora. ¿Cuán utópica puede ser la juventud? De hecho ejercía una profesión que no era para mí con el solo fin de publicar libros. De los que me enorgullezco, pese a sus múltiples imperfecciones. Ellos dan cuenta de mi lucha, de mi búsqueda, de mi anhelo, que continuara vigente hasta fin de mi vida pese a sufrir la frustración de que alguien que amaba me dijera que dejara de escribir.

Ya no deseo ser escritora, simplemente me considero una persona que escribí. Eso si los hago para otros. Y esos otros son los jóvenes, a quienes pretendo trasmitirles mi pasión. La sensación de bienestar que da una buena lectura, o la escritura de una historia propia. Y sobre todos la posibilidad de conmover a otros, de llegarles al corazón. Y de no renunciar nunca a algo que consideremos verdaderamente nuestro.

 

Autora:

Valeria Rovira

 

Ilustraciones de tapa:

María Evelia Beriay

Historias de vida

R$44,44
Historias de vida R$44,44
Entregas para o CEP:

Meios de envio

  • Servicop Calle 50, 742, entre 9 y 10, La Plata - CP 1900, Buenos Aires - Atención de Lunes a viernes de 10 a 17hs.

    Grátis

Hubo un tiempo en que mi sueño era ser escritora. ¿Cuán utópica puede ser la juventud? De hecho ejercía una profesión que no era para mí con el solo fin de publicar libros. De los que me enorgullezco, pese a sus múltiples imperfecciones. Ellos dan cuenta de mi lucha, de mi búsqueda, de mi anhelo, que continuara vigente hasta fin de mi vida pese a sufrir la frustración de que alguien que amaba me dijera que dejara de escribir.

Ya no deseo ser escritora, simplemente me considero una persona que escribí. Eso si los hago para otros. Y esos otros son los jóvenes, a quienes pretendo trasmitirles mi pasión. La sensación de bienestar que da una buena lectura, o la escritura de una historia propia. Y sobre todos la posibilidad de conmover a otros, de llegarles al corazón. Y de no renunciar nunca a algo que consideremos verdaderamente nuestro.

 

Autora:

Valeria Rovira

 

Ilustraciones de tapa:

María Evelia Beriay