Una vez, junio tuvo siete días (2020) 85 páginas. Editorial La Brújula del Sur, La Plata, Buenos Aires, Argentina.

La guerra terminó. Crónica de Ángeles Cohen (2020) 134 páginas. Editorial La Brújula del Sur, La Plata, Buenos Aires, Argentina

Una vez, junio tuvo siete días es la primera novela de la autora publicada originalmente en 2016. Desde la teoría literaria, podríamos decir que es una novela de aprendizaje, ya que sus protagonistas sufren una importante transformación en su personalidad a partir de algunas circunstancias que van atravesando.

Los personajes protagónicos son Alejandro Freire y María Valdez, y acá abrimos un paréntesis para acordar algunas cuestiones teóricas. En la literatura universal y en la nuestra, encontramos una larga tradición en el uso del nombre propio del autor como personaje, incluso como protagonista, no hace falta más que releer algún cuento de Borges, alguna novela de Sabato o alguna de Kafka para ver esto, incluso Ricardo Piglia echa mano a su segundo nombre y a su apellido materno para nombrar al protagonista de buena parte de su obra narrativa y de los diarios. Con esto queremos decir que existe una ficcionalización del yo; por otro lado, qué mejor estrategia que usar el nombre propio para ocultar la verdad.

La novela trata acerca de temas universales que puede vivir cualquier persona más allá del género, además sobrevuela, en la última dictadura militar como contexto relevante en la historia de los personajes. La estructura es original en el sentido que inserta poesías y cuentos y titula de modo particular cada uno de los capítulos.

El lector podrá sumergirse en el mundo de dos personas de veinte años que van creciendo juntos y experimentando la escritura, la docencia y la vida misma a través de años de amistad.

La guerra terminó con el subtítulo “Crónica de Ángeles Cohen” es su segunda novela, editada por primera vez en esta instancia. Es la continuación de la anterior y con ésta se cierra el círculo de aprendizaje. En esta parte siguen los personajes anteriores, Freire con menor participación, y se suma Ángeles Cohen. Los protagonistas ya tienen cerca de cincuenta años y esto demostraría que el tiempo de aprender y de crecer no se acaba nunca.

En ambas novelas está presente la terapia psicoanalítica como puerta hacia el conocimiento personal. En la segunda es más evidente la postura de Valdez y cómo, siendo una mujer que ha evolucionado, puede acompañar en la etapa de superación a otra.

La segunda novela, también de aprendizaje, no está divida en capítulos de forma tradicional y la voz del narrador aparece poco; la trama está constituida por diálogos y monólogos.

Para terminar, vale la pena aclarar que ambas novelas están publicadas en un mismo volumen, enfrentadas y con una imagen, síntesis argumental para el lector atento, como separata entre ambas.c

 

Dos novelas en 1 edición

 

Autoras:

María Valdez

Ángeles Cohen

Una vez, junio tuvo siete días / La guerra terminó

€13,27
Una vez, junio tuvo siete días / La guerra terminó €13,27
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Servicop Calle 50, 742, entre 9 y 10, La Plata - CP 1900, Buenos Aires - Atención de Lunes a viernes de 10 a 17hs.

    Gratis

Una vez, junio tuvo siete días (2020) 85 páginas. Editorial La Brújula del Sur, La Plata, Buenos Aires, Argentina.

La guerra terminó. Crónica de Ángeles Cohen (2020) 134 páginas. Editorial La Brújula del Sur, La Plata, Buenos Aires, Argentina

Una vez, junio tuvo siete días es la primera novela de la autora publicada originalmente en 2016. Desde la teoría literaria, podríamos decir que es una novela de aprendizaje, ya que sus protagonistas sufren una importante transformación en su personalidad a partir de algunas circunstancias que van atravesando.

Los personajes protagónicos son Alejandro Freire y María Valdez, y acá abrimos un paréntesis para acordar algunas cuestiones teóricas. En la literatura universal y en la nuestra, encontramos una larga tradición en el uso del nombre propio del autor como personaje, incluso como protagonista, no hace falta más que releer algún cuento de Borges, alguna novela de Sabato o alguna de Kafka para ver esto, incluso Ricardo Piglia echa mano a su segundo nombre y a su apellido materno para nombrar al protagonista de buena parte de su obra narrativa y de los diarios. Con esto queremos decir que existe una ficcionalización del yo; por otro lado, qué mejor estrategia que usar el nombre propio para ocultar la verdad.

La novela trata acerca de temas universales que puede vivir cualquier persona más allá del género, además sobrevuela, en la última dictadura militar como contexto relevante en la historia de los personajes. La estructura es original en el sentido que inserta poesías y cuentos y titula de modo particular cada uno de los capítulos.

El lector podrá sumergirse en el mundo de dos personas de veinte años que van creciendo juntos y experimentando la escritura, la docencia y la vida misma a través de años de amistad.

La guerra terminó con el subtítulo “Crónica de Ángeles Cohen” es su segunda novela, editada por primera vez en esta instancia. Es la continuación de la anterior y con ésta se cierra el círculo de aprendizaje. En esta parte siguen los personajes anteriores, Freire con menor participación, y se suma Ángeles Cohen. Los protagonistas ya tienen cerca de cincuenta años y esto demostraría que el tiempo de aprender y de crecer no se acaba nunca.

En ambas novelas está presente la terapia psicoanalítica como puerta hacia el conocimiento personal. En la segunda es más evidente la postura de Valdez y cómo, siendo una mujer que ha evolucionado, puede acompañar en la etapa de superación a otra.

La segunda novela, también de aprendizaje, no está divida en capítulos de forma tradicional y la voz del narrador aparece poco; la trama está constituida por diálogos y monólogos.

Para terminar, vale la pena aclarar que ambas novelas están publicadas en un mismo volumen, enfrentadas y con una imagen, síntesis argumental para el lector atento, como separata entre ambas.c

 

Dos novelas en 1 edición

 

Autoras:

María Valdez

Ángeles Cohen