La creación del Universo ha sido uno de los actos más violentos de na historia de la Humanidad. A partir de ese momento, la puesta en realidad de algo que previamente sólo existe en forma de idea o pensamiento puede ser necesariamente violenta “para el otro” desde su subjetividad.

En la prehistoria los primeros homínidos han reaccionado con violencia ante un ambiente hostil como primera respuesta para defenderse o modificarlo. Quizá esta conducta haya sido la primera respuesta que conocían. En este Siglo XXI y con la Humanidad en un estado de desarrollo y evolución –que supondríamos haber avanzado- la violencia ¿acaso sigue siendo la primera respuesta? Se ha naturalizado hasta tal punto que los mecanismos de justificación están aceitados de tal manera que un acto de violencia extremo, ya sea militar, humano o político está internalizado incluso desde antes que se cometa. Una mujer es lapidada por ser infiel, un homosexual es arrojado desde un quinto piso y entregado a la voluntad de Alá, los ataques sexuales en países nórdicos por parte de refugiados son actos relacionados con una cultura diferente y no inclusiva.

Son incontables las causas que indican que la rotura del entramado social es continua e inevitable. Y esto lleva a la explosión de actos violentos individuales y colectivos.

¿Cuáles son las alternativas ante la exclusión y la falta de sentido que llevan al ser humano a las conductas violentas?

Matías Gastaldi Bartak

AUTORES:

Ana Unhold

 

Edgardo Palacios

Mundo violento

$1.64 USD
Mundo violento $1.64 USD
Shipping for zipcode:

Shipping Methods

  • Servicop Calle 13, 1137 Esquina 520 bis (1906) Tolosa, Buenos Aires - Atención de Lun. a Vie. de 10 a 17 hs.

    Free

La creación del Universo ha sido uno de los actos más violentos de na historia de la Humanidad. A partir de ese momento, la puesta en realidad de algo que previamente sólo existe en forma de idea o pensamiento puede ser necesariamente violenta “para el otro” desde su subjetividad.

En la prehistoria los primeros homínidos han reaccionado con violencia ante un ambiente hostil como primera respuesta para defenderse o modificarlo. Quizá esta conducta haya sido la primera respuesta que conocían. En este Siglo XXI y con la Humanidad en un estado de desarrollo y evolución –que supondríamos haber avanzado- la violencia ¿acaso sigue siendo la primera respuesta? Se ha naturalizado hasta tal punto que los mecanismos de justificación están aceitados de tal manera que un acto de violencia extremo, ya sea militar, humano o político está internalizado incluso desde antes que se cometa. Una mujer es lapidada por ser infiel, un homosexual es arrojado desde un quinto piso y entregado a la voluntad de Alá, los ataques sexuales en países nórdicos por parte de refugiados son actos relacionados con una cultura diferente y no inclusiva.

Son incontables las causas que indican que la rotura del entramado social es continua e inevitable. Y esto lleva a la explosión de actos violentos individuales y colectivos.

¿Cuáles son las alternativas ante la exclusión y la falta de sentido que llevan al ser humano a las conductas violentas?

Matías Gastaldi Bartak

AUTORES:

Ana Unhold

 

Edgardo Palacios