Sebastián Santamaría

Ilustraciones

Paloma Santamaría

 

“¿Cuánto Tardas en pensar en mí? Esa es la distancia que hay entre tú y yo”

 

 

Pomba es una palomita que no puede volar, pero que, a pesar de todo, en contra de todas sus posibilidades, situaciones adversas y recomendaciones, sueña con llegar, algún día, a la cima de la montaña más elevada, la cual observa desde su nido, en lo alto, muy alto de un eucalipto de más de mil años, en donde vive desde que nació.

Una noche de tormenta, Pomba se ve obligada a abandonar todo lo que conoce y a emprender ese viaje que parecía imposible, viaje que la llevará a ver el mundo de otra manera, a conocer otros animalitos y aprender de ellos, a comprender que un final, es solo un comienzo, que cuando soñamos con fuerza y estamos decididos, todo el universo conspira a nuestro favor, que ser frágil, no es lo mismo que ser débil y que, sin alas, también se puede alzar vuelo.

Pomba y la Montaña es una fábula sobre la vida, para niñxs, sobre todo, para el niñx que llevamos dentro.

 

-Y con tantas voces en la cabeza ¿Cómo sabe a cuál  hacerle caso?

- Si te fijas bien, detrás de todos esos pensamientos ruidosos, hay un profundo silencio, ese silencio, es la callada voz en la que confío, esa, Palomita, es la voz del corazón.

 

 

Escrita por Sebastián Santamaría, ilustrado por Paloma Santamaría, con prólogo de Marcos Brunengo y con el inmenso aporte en el diseño gráfico de Matu Santamaría, Pomba y la Montaña surge como cuentos improvisados para antes de dormir que, noche a noche, Sebastián le contaba a su hija Paloma. En esos cuentos, él intentaba trasladarle a su pequeña hija, una mirada diferente, personal, sobre diversos temas relacionados con su experiencia de vida. Los cuentos versaban sobre los miedos, los sueños, las influencias, las dificultades, las limitaciones personales, tanto físicas, como contextuales. Hablaban sobre la familia, los amigos y los que no lo eran. Hablaban de su concepto de justicia, de amor, de la vida y la muerte y cuál era el sentido que él encontraba en ellas. Todas las noches, el cuento variaba de situaciones, personajes y hasta de lugares, no porque Sebastián quisiera variar,o porque quisiera hacer más ricas y entretenidas las narraciones, sino porque, de un día para el otro, se olvidaba el hilo conductor y volvía a empezar. Esto a Paloma no le gustaba, ella quería escuchar por fin el final del cuento, quería saber que pasaba con los personajes, si alcanzaban sus metas, si encontraban lo que buscaban, por lo que una noche, con apenas cuatro años y sabiendo que su papá era escritor, le recomendó que escribiera un libro contando las aventuras de Pomba. A Sebastián le dio mucha ternura la cara seria, casi enojada de su hija haciéndole aquel pedido, y aceptó hacerlo, pero con una condición: Si él escribía el cuento, ella debía hacer algunos dibujos para ilustrarlo. Esa noche cerraron un compromiso, que después de unos años, terminó por concretarse.

-Pero Gato, entonces, si no seguimos un camino ¿Cómo vamos a saber si estamos en la dirección correcta?

-Si no perdés de vista tu objetivo, siempre vas a saber hacia dónde vas. 

 

 

Sebastián Santamaría nació en Alta Gracia, Córdoba el 19 de agosto del 1979. Es un artista polifacético que se define a sí mismo, como un Contador de Historias, y se basa en todas las disciplinas en las que se desarrolla, para llevar adelante su cometido.

 

 

Todos los seres sobre esta tierra y más allá, somos una sola vida mirándose a sí misma, a través de nuestros ojos.

 

 

 

Libro On Demand

Tiempo de producción entre 7 y 10 días.

Pomba y la montaña

R$107,69
Pomba y la montaña R$107,69
Entregas para o CEP:

Meios de envio

  • Servicop Calle 50, 742, entre 9 y 10, La Plata - CP 1900, Buenos Aires - Atención de Lunes a viernes de 9 a 18hs.

    Grátis

 

Sebastián Santamaría

Ilustraciones

Paloma Santamaría

 

“¿Cuánto Tardas en pensar en mí? Esa es la distancia que hay entre tú y yo”

 

 

Pomba es una palomita que no puede volar, pero que, a pesar de todo, en contra de todas sus posibilidades, situaciones adversas y recomendaciones, sueña con llegar, algún día, a la cima de la montaña más elevada, la cual observa desde su nido, en lo alto, muy alto de un eucalipto de más de mil años, en donde vive desde que nació.

Una noche de tormenta, Pomba se ve obligada a abandonar todo lo que conoce y a emprender ese viaje que parecía imposible, viaje que la llevará a ver el mundo de otra manera, a conocer otros animalitos y aprender de ellos, a comprender que un final, es solo un comienzo, que cuando soñamos con fuerza y estamos decididos, todo el universo conspira a nuestro favor, que ser frágil, no es lo mismo que ser débil y que, sin alas, también se puede alzar vuelo.

Pomba y la Montaña es una fábula sobre la vida, para niñxs, sobre todo, para el niñx que llevamos dentro.

 

-Y con tantas voces en la cabeza ¿Cómo sabe a cuál  hacerle caso?

- Si te fijas bien, detrás de todos esos pensamientos ruidosos, hay un profundo silencio, ese silencio, es la callada voz en la que confío, esa, Palomita, es la voz del corazón.

 

 

Escrita por Sebastián Santamaría, ilustrado por Paloma Santamaría, con prólogo de Marcos Brunengo y con el inmenso aporte en el diseño gráfico de Matu Santamaría, Pomba y la Montaña surge como cuentos improvisados para antes de dormir que, noche a noche, Sebastián le contaba a su hija Paloma. En esos cuentos, él intentaba trasladarle a su pequeña hija, una mirada diferente, personal, sobre diversos temas relacionados con su experiencia de vida. Los cuentos versaban sobre los miedos, los sueños, las influencias, las dificultades, las limitaciones personales, tanto físicas, como contextuales. Hablaban sobre la familia, los amigos y los que no lo eran. Hablaban de su concepto de justicia, de amor, de la vida y la muerte y cuál era el sentido que él encontraba en ellas. Todas las noches, el cuento variaba de situaciones, personajes y hasta de lugares, no porque Sebastián quisiera variar,o porque quisiera hacer más ricas y entretenidas las narraciones, sino porque, de un día para el otro, se olvidaba el hilo conductor y volvía a empezar. Esto a Paloma no le gustaba, ella quería escuchar por fin el final del cuento, quería saber que pasaba con los personajes, si alcanzaban sus metas, si encontraban lo que buscaban, por lo que una noche, con apenas cuatro años y sabiendo que su papá era escritor, le recomendó que escribiera un libro contando las aventuras de Pomba. A Sebastián le dio mucha ternura la cara seria, casi enojada de su hija haciéndole aquel pedido, y aceptó hacerlo, pero con una condición: Si él escribía el cuento, ella debía hacer algunos dibujos para ilustrarlo. Esa noche cerraron un compromiso, que después de unos años, terminó por concretarse.

-Pero Gato, entonces, si no seguimos un camino ¿Cómo vamos a saber si estamos en la dirección correcta?

-Si no perdés de vista tu objetivo, siempre vas a saber hacia dónde vas. 

 

 

Sebastián Santamaría nació en Alta Gracia, Córdoba el 19 de agosto del 1979. Es un artista polifacético que se define a sí mismo, como un Contador de Historias, y se basa en todas las disciplinas en las que se desarrolla, para llevar adelante su cometido.

 

 

Todos los seres sobre esta tierra y más allá, somos una sola vida mirándose a sí misma, a través de nuestros ojos.

 

 

 

Libro On Demand

Tiempo de producción entre 7 y 10 días.