Este libro tiene por objeto mantener vivo el recuerdo de una época vida con intensidad, con pasión y con vocación de servicio. Pero también muestra un presente de camaradería
y de algunas actividades de mucha importancia.
De ningún modo se trata del origen y evolución de la caballería ni del Cuerpo de Policía Montada, aunque sí está relacionado. Pero es un trabajo privado no de carácter oficial. Tampoco es un manual de enseñanza, de política ni de seguridad. En todo caso, de recuerdos y homenaje a una época.

 

Autor:

Bernardo Nespral

Bernardo Nespral nació en la ciudad de Buenos Aires, es abogado y traductor público de idioma italiano graduado en la Universidad de Buenos Aires. Tuvo una importante carrera profesional en derecho como docente universitario, asistencia y participación en reuniones académicas nacionales e internacionales, publicaciones de libros jurídicos y llegó a ocupar el cargo de Juez de la Nación. Pero antes de todo esto, y como una pasión de toda su vida se dedicó al dibujo que estudió varios años y por sobre todo al dibujo humorístico y de caricaturas. También incursionó poco tiempo en el teatro en idioma italiano, participando de dramas y comedias. Siempre le atrajeron el idioma y la cultura de Italia. Otra de sus grandes pasiones fueron las ciencias de la comunicación, en especial el periodismo, por herencia paterna, al que se dedicó como colaborador en publicaciones gráficas y en programas radiales. Siempre brilló en tareas de prensa, difusión y relaciones institucionales e internacionales. Y entre otra de sus aficiones están las ciencias naturales; como muchas veces lo ha expresado, las ciencias del ser fueron siempre su verdadera vocación. Le escapa a todo lo que sea formalista, burocrático o rutinario. Amante de los animales, familiero, curioso, organizador de reuniones de amigos y de hacer varias cosas al mismo tiempo. Le gusta leer, investigar, escribir y viajar. Su lema: vivir para servir.   

 

Colaborador:

Luis Landriscina

Luis Landriscina, hijo de inmigrantes italiano, nació en Chaco es un humorista, actor e inigualable cuentista, famoso por su particular estilo narrativo y su humor basado en los usos y costumbres regionales del país. Trabajó en radio, cine, teatro y televisión. Debutó en el Festival de Cosquín (1964) donde recibió un merecido premio como Cuentista y Recitador. Participó en los ciclos televisivos: Sábados circulares, Landriscina de entrecasa, Usted y Landriscina, Almacén de campo y Argentina canta así. Actuó en películas nacionales: Joven, viuda y estanciera, Argentinísima II, El casamiento de Laucha, La fiesta de todos y muchas más. Grabó más de cincuenta discos, entre ellos: Contador Público Nacional, 30 Años de sonrisas, y Venga y le cuento. Escribió la letra del chamamé “Como un cisne”, referido al mate, valor cultural que une varias generaciones y que en estos tiempos se extraña más que nunca. Recibió varios premios: Santa Clara de Asis, Monumento de Cristal, Prensario, Camín Cosquín, Konex, Cruz de Plata, San Gabriel, Estrella de Mar y Broadcasting.

Una historia de agentes, jinetes y corceles

R$66,67
Una historia de agentes, jinetes y corceles R$66,67
Entregas para o CEP:

Meios de envio

  • Servicop Calle 50, 742, entre 9 y 10, La Plata - CP 1900, Buenos Aires - Atención de Lunes a viernes de 10 a 17hs.

    Grátis

Este libro tiene por objeto mantener vivo el recuerdo de una época vida con intensidad, con pasión y con vocación de servicio. Pero también muestra un presente de camaradería
y de algunas actividades de mucha importancia.
De ningún modo se trata del origen y evolución de la caballería ni del Cuerpo de Policía Montada, aunque sí está relacionado. Pero es un trabajo privado no de carácter oficial. Tampoco es un manual de enseñanza, de política ni de seguridad. En todo caso, de recuerdos y homenaje a una época.

 

Autor:

Bernardo Nespral

Bernardo Nespral nació en la ciudad de Buenos Aires, es abogado y traductor público de idioma italiano graduado en la Universidad de Buenos Aires. Tuvo una importante carrera profesional en derecho como docente universitario, asistencia y participación en reuniones académicas nacionales e internacionales, publicaciones de libros jurídicos y llegó a ocupar el cargo de Juez de la Nación. Pero antes de todo esto, y como una pasión de toda su vida se dedicó al dibujo que estudió varios años y por sobre todo al dibujo humorístico y de caricaturas. También incursionó poco tiempo en el teatro en idioma italiano, participando de dramas y comedias. Siempre le atrajeron el idioma y la cultura de Italia. Otra de sus grandes pasiones fueron las ciencias de la comunicación, en especial el periodismo, por herencia paterna, al que se dedicó como colaborador en publicaciones gráficas y en programas radiales. Siempre brilló en tareas de prensa, difusión y relaciones institucionales e internacionales. Y entre otra de sus aficiones están las ciencias naturales; como muchas veces lo ha expresado, las ciencias del ser fueron siempre su verdadera vocación. Le escapa a todo lo que sea formalista, burocrático o rutinario. Amante de los animales, familiero, curioso, organizador de reuniones de amigos y de hacer varias cosas al mismo tiempo. Le gusta leer, investigar, escribir y viajar. Su lema: vivir para servir.   

 

Colaborador:

Luis Landriscina

Luis Landriscina, hijo de inmigrantes italiano, nació en Chaco es un humorista, actor e inigualable cuentista, famoso por su particular estilo narrativo y su humor basado en los usos y costumbres regionales del país. Trabajó en radio, cine, teatro y televisión. Debutó en el Festival de Cosquín (1964) donde recibió un merecido premio como Cuentista y Recitador. Participó en los ciclos televisivos: Sábados circulares, Landriscina de entrecasa, Usted y Landriscina, Almacén de campo y Argentina canta así. Actuó en películas nacionales: Joven, viuda y estanciera, Argentinísima II, El casamiento de Laucha, La fiesta de todos y muchas más. Grabó más de cincuenta discos, entre ellos: Contador Público Nacional, 30 Años de sonrisas, y Venga y le cuento. Escribió la letra del chamamé “Como un cisne”, referido al mate, valor cultural que une varias generaciones y que en estos tiempos se extraña más que nunca. Recibió varios premios: Santa Clara de Asis, Monumento de Cristal, Prensario, Camín Cosquín, Konex, Cruz de Plata, San Gabriel, Estrella de Mar y Broadcasting.