“Don Gómez, cuente cosas de actualidad” le solían decir a mi abuelo cuando se ponía a contar por infinitésima vez sus anécdotas de cuando era joven, como un ingrediente más de su tradicional postre de manzanas con miel de caña, que coronaba las sobremesas de mi infancia. 

Pero mi abuelo, luego comprendimos (algunas veces se comprende y casi siempre tarde) que con sus historias tenía la intención de perdurar; porque él, que odiaba la muerte, quería burlarse de ella quedando para siempre en el recuerdo de su descendencia, que se resumía en: “Mi abuelo (o mi papá) solía contar que…” Y ahí estaba de nuevo, vivo a través de sus historias que siguieron adornando las sobremesas, aunque el postre ya no exista. Ahora todo se compra hecho y no hay latas de manzanas con miel de caña en los supermercados.

Quizás imaginó que uno de sus hijos o de sus nietos los repetiría en alguna sobremesa familiar donde, seguramente, su espíritu estaría presente.

Y así fue, elegí el camino de las letras y decidí honrar su memoria escribiendo sus vivencias, tal y como él las contaba. 

Muchas de las historias que relato en este libro son reales, algunos nombres fueron cambiados, algunas partes remendadas, pero todas mantienen la esencia de lo que fue el Chaco primigenio, el Chaco forjado por inmigrantes y ferozmente defendido por aborígenes.

Como homenaje a uno de esos hombres que convirtieron a mi provincia en lo que es hoy y a mí, en lo que soy hoy, me senté frente al teclado de mi computadora y saqué a la luz sus vivencias, que tal vez, acompañen alguna sobremesa. Estoy segura de que cada vez que alguien las lea, desde el cielo, él estará sonriendo.

 

Autora:

GILDA ELIZABETH GONZÁLEZ

Gilda Elizabeth González, nació en Resistencia, Chaco, en el seno de una familia inclinada hacia las artes.

Realizó sus estudios primarios en el Colegio San José Obrero y secundarios en escuelas laicas de la ciudad.

Desde pequeña se sintió atraída por la lectura y la escritura, especialmente porque su familia, solía leerle historias en los días lluviosos, cuando no podía salir a jugar.

Fue así como decidió comenzar la carrera de Profesorado en Letras, en la Universidad Nacional del Nordeste, donde fue afianzando su pasión por plasmar en una hoja sus más preciados recuerdos, sus más profundos sentimientos y sus más enriquecedoras experiencias de vida.

DE MEMORIAS

$1.000
DE MEMORIAS $1.000
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Servicop Calle 50, 742, entre 9 y 10, La Plata - CP 1900, Buenos Aires - Atención de Lunes a viernes de 10 a 17hs.

    Gratis

“Don Gómez, cuente cosas de actualidad” le solían decir a mi abuelo cuando se ponía a contar por infinitésima vez sus anécdotas de cuando era joven, como un ingrediente más de su tradicional postre de manzanas con miel de caña, que coronaba las sobremesas de mi infancia. 

Pero mi abuelo, luego comprendimos (algunas veces se comprende y casi siempre tarde) que con sus historias tenía la intención de perdurar; porque él, que odiaba la muerte, quería burlarse de ella quedando para siempre en el recuerdo de su descendencia, que se resumía en: “Mi abuelo (o mi papá) solía contar que…” Y ahí estaba de nuevo, vivo a través de sus historias que siguieron adornando las sobremesas, aunque el postre ya no exista. Ahora todo se compra hecho y no hay latas de manzanas con miel de caña en los supermercados.

Quizás imaginó que uno de sus hijos o de sus nietos los repetiría en alguna sobremesa familiar donde, seguramente, su espíritu estaría presente.

Y así fue, elegí el camino de las letras y decidí honrar su memoria escribiendo sus vivencias, tal y como él las contaba. 

Muchas de las historias que relato en este libro son reales, algunos nombres fueron cambiados, algunas partes remendadas, pero todas mantienen la esencia de lo que fue el Chaco primigenio, el Chaco forjado por inmigrantes y ferozmente defendido por aborígenes.

Como homenaje a uno de esos hombres que convirtieron a mi provincia en lo que es hoy y a mí, en lo que soy hoy, me senté frente al teclado de mi computadora y saqué a la luz sus vivencias, que tal vez, acompañen alguna sobremesa. Estoy segura de que cada vez que alguien las lea, desde el cielo, él estará sonriendo.

 

Autora:

GILDA ELIZABETH GONZÁLEZ

Gilda Elizabeth González, nació en Resistencia, Chaco, en el seno de una familia inclinada hacia las artes.

Realizó sus estudios primarios en el Colegio San José Obrero y secundarios en escuelas laicas de la ciudad.

Desde pequeña se sintió atraída por la lectura y la escritura, especialmente porque su familia, solía leerle historias en los días lluviosos, cuando no podía salir a jugar.

Fue así como decidió comenzar la carrera de Profesorado en Letras, en la Universidad Nacional del Nordeste, donde fue afianzando su pasión por plasmar en una hoja sus más preciados recuerdos, sus más profundos sentimientos y sus más enriquecedoras experiencias de vida.